Buscar

El Señor es mi Pastor, nada me falta



ESTRIBILLO:
El Señor es mi pastor,
nada me falta,
el Señor es mi pastor.
El Señor es mi pastor,
nada me falta,
el Señor es mi pastor.


En praderas reposa mi alma,
en su agua descansa mi sed.
Él me guía por senderos justos,
por amor, por amor de su nombre.

Aunque pase por valles oscuros,
ningún mal, ningún mal temeré,
porque sé que el Señor va conmigo,
su cayado sostiene mi fe.
ESTRIBILLO.

Tú preparas por mí una mesa,
frente a aquellos que buscan mi mal,
con aceite me ungiste, Señor,
y mi copa rebosa de Ti.

Gloria a Dios, Padre omnipotente,
y a su Hijo, Jesús, el Señor,
y al Espíritu que habita en el mundo,
por los siglos eternos, Amén.

ESTRIBILLO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario