Loading...

Buscar

¡Victoria! ¡Tú reinarás!



ESTRIBILLO:
¡Victoria! ¡Tú reinarás!
¡Oh Cruz, Tú nos salvarás!


El Verbo en ti clavado,
muriendo nos rescató.
De Ti, madero santo,
nos viene la Redención.

ESTRIBILLO.

Extiende por el mundo,
Tu reino de salvación.
Oh Cruz, fecunda fuente,
de vida y bendición.

ESTRIBILLO.
Impere sobre el odio,
Tu reino de caridad.
Alcancen las naciones
el gozo de la unidad.

ESTRIBILLO.

Aumenta en nuestras almas
Tu reino de santidad.
El río de la gracia
apague la iniquidad.

ESTRIBILLO.

La gloria por los siglos,
a Cristo libertador.
Su Cruz nos lleve al cielo,
la Tierra de promisión.

ESTRIBILLO.

Hosanna al Hijo de David



ESTRIBILLO:
¡Hosanna al Hijo de David!
Bendito el que viene
en nombre del Señor,
el Rey de Israel.
¡Hosanna, hosanna en el cielo!


Aclamad al Señor, Tierra entera.
Tocad en honor de Su nombre,
haced resonar Sus alabanzas,
cantad himnos a Su gloria.
ESTRIBILLO.

Pueblos todos, batid palmas.
Aclamad a Dios con gritos de júbilo,
porque el Señor es sublime y terrible,
emperador de toda la Tierra.

ESTRIBILLO.

Eres más pura que el sol (Salve a La Virgen)



Eres más pura que el sol,
más hermosa que las perlas
que ocultan los mares.
Ella sola entre tantos mortales
del pecado de Adán se (nos) libró.

ESTRIBILLO:
Salve, salve, cantad a María,
que más pura que Tú sólo Dios.
Y en el Cielo una voz repetía,
más que Tú sólo Dios, sólo Dios.
Con torrentes de luz que Te inundan,
los Arcángeles besan Tus pies.
Las estrellas Tu frente circundan
y hasta Dios complacido Te ve.

ESTRIBILLO.

Pues llamándote Pura y sin mancha,
de rodillas los mundos están,
y Tu espíritu arroba (arriba) y ensancha
tanta fe, tanto amor, tanto afán.

ESTRIBILLO.