Loading...

Buscar

La muerte no es el final del camino



Tú nos dijiste que la muerte
no es el final del camino,
que aunque morimos no somos
carne de un ciego destino.

Tú nos hiciste, tuyos somos,
nuestro destino es vivir,
siendo felices contigo,
sin padecer ni morir.

Cuando la pena nos alcanza
por un hermano perdido,
cuando el adiós dolorido
busca en la fe su esperanza.

En Tu palabra confiamos,
con la certeza que Tú
ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz.
Ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz.
Cuando, Señor, resucitaste,
todos vencimos contigo.
Nos regalaste la vida,
como en Betania al amigo.

Si caminamos a Tu lado
no va a faltarnos Tu amor,
porque muriendo vivimos
vida más clara y mejor.

Cuando la pena nos alcanza
por un hermano perdido,
cuando el adiós dolorido
busca en la fe su esperanza.

En Tu palabra confiamos,
con la certeza que Tú
ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz.
Ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz.

Aleluya (Música de Shrek)



Un soldado a casa hoy regresó,
y un niño enfermo se curó,
y hoy no hay trabajo
en el bosque de la lluvia.

El desamparado se salvó,
por causa de una buena acción,
y hoy nadie lo repudia,
¡aleluya!

¡Aleluya, aleluya!
¡Aleluya, aleluya!


Un ateo que consiguió creer,
y un hambriento hoy tiene de comer,
y hoy donaron a una iglesia
una fortuna.
Que la guerra pronto se acabará,
que en el mundo al fin reinará la paz,
que no habrá miseria alguna, ¡aleluya!

¡Aleluya, aleluya!
¡Aleluya, aleluya!


Porque la norma sea el amor
y no gobierne la corrupción sino
lo bueno y lo mejor del alma pura.

Porque Dios nos proteja de un mal final,
porque un día podamos escarmentar,
porque acaben con tanta furia, ¡aleluya!

¡Aleluya, aleluya!
¡Aleluya, aleluya!
¡Aleluya, aleluya!

Danos un corazón (Hombres nuevos)



ESTRIBILLO:
Danos un corazón
grande para amar.
Danos un corazón
fuerte para luchar.


Hombres nuevos,
creadores de la historia,
constructores de nueva humanidad.
Hombres nuevos
que viven la existencia,
como riesgo de un largo caminar.

ESTRIBILLO.
Hombres nuevos,
luchando en esperanza,
caminantes sedientos de verdad.
Hombres nuevos,
sin frenos ni cadenas,
hombres libres que exigen libertad.

ESTRIBILLO.

Hombres nuevos,
amando sin fronteras,
por encima de razas y lugar.
Hombres nuevos al lado de los pobres,
compartiendo con ellos techo y pan.

ESTRIBILLO.