Loading...

Buscar

¡Perdón, oh Dios mío! (Versión larga)



ESTRIBILLO:
¡Perdón, oh Dios mío!
¡Perdón e indulgencia!
¡Perdón y clemencia!
¡Perdón y piedad!


Pequé, ya mi alma
su culpa confiesa,
mil veces me pesa
de tanta maldad.

ESTRIBILLO.

Mil veces me pesa
de haber, mi pecado,
Tu pecho rasgado,
¡oh, Suma Bondad!

ESTRIBILLO.

Mi rostro cubierto
de llanto, lo indica,
mi lengua publica,
tan triste verdad.

ESTRIBILLO.

Por mí, en el tormento,
Tu sangre vertiste,
y prenda me diste
de amor y humildad.

ESTRIBILLO.

Y yo en recompensa,
pecado a pecado,
la copa he llenado
de gran iniquidad.

ESTRIBILLO.
Más ya arrepentido,
Te busco lloroso,
oh Padre amoroso,
¡oh Dios de bondad!

ESTRIBILLO.

Mi humilde plegaria
traspase las nubes,
¡ardientes Querubes,
mis votos, llevad!

ESTRIBILLO.

Por mí, en el Calvario
Tu sangre vertiste,
y en Cruz estuviste
por mí, hasta expirar.

ESTRIBILLO.

Yo fui quien del duro
madero, inclemente,
te puse pendiente,
con vil impiedad.

ESTRIBILLO.

Señor, triste vuelvo,
buscando consuelo,
pequé contra el Cielo,
pequé contra Ti.

ESTRIBILLO.

­¡Piedad! Fiel prometo,
oh Dios de clemencia,
hacer penitencia
y no pecar más.

ESTRIBILLO.


Puedes ver y escuchar otra versión en "¡Perdón, oh Dios mío!"

¡Perdón, oh Dios mío!



¡Perdón, oh Dios mío!
¡Perdón e indulgencia!
¡Perdón y clemencia!
¡Perdón y piedad!


Pequé, ya mi alma
su culpa confiesa.
Mil veces me pesa
de tanta maldad,
de tanta maldad.

¡Perdón, oh Dios mío!
¡Perdón e indulgencia!
¡Perdón y clemencia!
¡Perdón y piedad!


Puedes ver y escuchar otra versión en "¡Perdón, oh Dios mío! (Versión larga)"

En el Calvario



ESTRIBILLO:
En el Calvario fue puesto
todo el Cuerpo de Jesús,
el sol su luz no presenta,
la luna en triste quietud,
la luna en triste quietud.


De la Cruz es devoción,
cantarle su Novenario,
y nosotros con amor,
cantamos todos los años,
cantamos todos los años.

ESTRIBILLO.

De la Cruz fue la sentencia,
que a mi Jesús le pusieron,
sin conocer su inocencia,
los judíos le prendieron,
los judíos le prendieron.

ESTRIBILLO.

En medio de dos ladrones,
fue Jesús crucificado,
la sentencia fue de Herodes,
y firmada por Pilato,
y firmada por Pilato.

ESTRIBILLO.

Después de oír la sentencia,
al Calvario lo llevaron,
y a la Madre le presentan
corona, espinas y clavos,
corona, espinas y clavos.
ESTRIBILLO.

La calle de la Amargura,
presencia las injusticias,
de una Madre sin ventura
que tras de su Hijo iba,
que tras de su Hijo iba.

ESTRIBILLO.

La Magdalena se hallaba
al pie de la Santa Cruz,
con su alma fatigada,
llorando a su buen Jesús,
llorando a su buen Jesús.

ESTRIBILLO.

Un soldado de a caballo,
alanceó sin compasión,
a Jesús crucificado,
muerto por la Redención,
muerto por la Redención.

ESTRIBILLO.

Después de martirizarle,
en la Cruz Él expiró,
roguemos fieles cristianos,
a Jesús, Nuestro Señor,
a Jesús, Nuestro Señor.

ESTRIBILLO.