Buscar

Madre del Redentor



ESTRIBILLO:
Recibe Santa María
el saludo de Gabriel.
(2 veces).

Y apiádate de nosotros,
peregrinos de la fe.
(2 veces).


Madre del Redentor, Virgen fecunda,
que eres puerta de Dios,
faro en el mar.

Ven a librar al pueblo que tropieza
y quiere caminar.
Ven a librar al pueblo que tropieza
y quiere caminar.
ESTRIBILLO.

Virgen llena de Dios, Madre admirable,
que engendraste en tu seno al Creador.

Tú que el dolor conoces
ten clemencia del pobre pecador.
Tú que el dolor conoces
ten clemencia del pobre pecador.


Recibe Santa María
el saludo de Gabriel.
(2 veces).

Y apiádate de nosotros,
peregrinos de la fe.
(2 veces).

Santa María de la Esperanza



ESTRIBILLO:
Santa María de la esperanza,
mantén el ritmo de nuestra espera,
mantén el ritmo de nuestra espera.


Nos diste al esperado de los tiempos,
mil veces prometido en los profetas.
Y nosotros de nuevo deseamos
que vuelva a repetirnos sus promesas.

ESTRIBILLO.

Brillaste como aurora del gran Día,
plantaba Dios su tienda en nuestro suelo.
Y nosotros soñamos con su vuelta,
queremos la llegada de su Reino.
ESTRIBILLO.

Viviste con la cruz de la esperanza,
tensando en el amor la larga espera.
Y nosotros buscamos con los hombres
el nuevo amanecer de nuestra tierra.

ESTRIBILLO.

Esperaste, cuando todos vacilaban,
el triunfo de Jesús sobre la muerte.
Y nosotros esperamos que su vida
anime nuestro mundo para siempre.

ESTRIBILLO.

Dios es amor



Dios es amor, la Biblia lo dice,
Dios es amor, San Pablo lo repite,
Dios es amor, búscalo y verás.

En el capítulo cuarto,
versículo ocho,
primera de Juan.
(2 veces).


Quiero Señor, cantar de alegría.
Quiero Señor, amarte noche y día.
Quiero Señor, apoyarme en Ti.

Porque me amas primero,
Tu amor me ha creado,
y vigilas por mí.
(2 veces).
Canto al saber, que eres mi amigo.
Canto al saber,
que siempre estás conmigo.
Canto al saber, que me ayudarás.

Que aunque de Ti yo me olvide,
jamás a tus hijos nos olvidarás.
(2 veces).


Dios es amor, la Biblia lo dice,
Dios es amor, San Pablo lo repite,
Dios es amor, búscalo y verás.

En el capítulo cuarto,
versículo ocho,
primera de Juan.
(2 veces).