Buscar

Un vaso nuevo



Gracias, quiero darte
por amarme,
gracias, quiero darte
yo a Ti, Señor.
Hoy soy feliz,
porque te conocí,
gracias, por amarme
a mí también.

Yo quiero ser,
Señor amado,
como el barro,
en manos
del alfarero.

Toma mi vida,
hazla de nuevo.
Yo quiero ser,
un vaso nuevo.
(2 veces).
Te conocí y te amé,
te pedí perdón
y me escuchaste.
Si te ofendí,
perdóname Señor,
pues te amo,
y nunca te olvidaré.

Yo quiero ser,
Señor amado,
como el barro,
en manos
del alfarero.

Toma mi vida,
hazla de nuevo.
Yo quiero ser,
un vaso nuevo.
(2 veces).

8 comentarios:

  1. Preciosa, no puedo parar de tararearla en mi cabeza.

    Gracias por el esfuerzo que realizas desde el blog.

    Que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí es todo un placer! Muchas gracias a vosotros que visitáis el blog y dejáis vuestros comentarios!!! ¡Que Dios te bendiga a ti también! Recibe un cordial saludo.

      Eliminar
  2. Gracias por darnos esta maravilla de canciones que nos alegra la vida y nos da paz

    ResponderEliminar
  3. Gracias por brindarnos estas canciones que nos da paz y tranquilidad al glorificar a nuestro Dios

    ResponderEliminar
  4. Gracias por brindarnos estas canciones para glorificar a nuestro Dios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti por visitarnos y dejarnos tus bonitas palabras! Las canciones son muy importantes porque "El que canta ora dos veces" como decía San Agustín y, como tú bien dices, también nos alegran y nos dan paz.
      ¡Que el Señor te bendiga! ¡Un cordial saludo!

      Eliminar
  5. Gracias que bonitas canciones! Me llevaron tiempo atrás cuando asistía al grupo Jóvenes y Barrios Unidos en Cristo en Guadalajara del '95 un tiempo de mucha soledad y tristeza en mi juventud, hoy al volver a leer estas letras me volvieron a hacer llorar!:) Gracias!!... Qué bonitos recuerdos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti por tus palabras y por visitar nuestro blog! Me alegro de que te haya traído gratos recuerdos. Recibe un cordial saludo. ¡Qué Dios te bendiga!

      Eliminar