Buscar

Su Primera Comunión



Como una blanca azucena,
lo mismito que un jazmín,
mi niña va hacia la Iglesia,
a la Iglesia de San Gil.

Ha cumplido siete años
y va a recibir a Dios.
Mi niña toma rezando,
su Primera Comunión.

En el quicio de la puerta,
estamos su "mare" y yo,
con lágrimas en los ojos,
y risa en el corazón.

Un coro de serafines
hay en el altar mayor,
que está mi niña tomando
su Primera Comunión.

¡De rodillas, es tan bonita
y tiene tanto salero,
que le da el agua bendita
un angelito del Cielo!
Mi niña ya está en mi casa,
llena de Gracia de Dios,
¡cómo la mira su "mare"
y cómo la miro yo!

Cariño de mi cariño,
alegría de su amor,
la nieve y el blanco armiño
copiaron de tu candor.

Para un padre y una madre
no hay alegría mayor,
que ver hacer a sus hijos
la Primera Comunión.

¡De rodillas, es tan bonita
y tiene tanto salero,
que le da el agua bendita
un angelito del Cielo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario