Buscar

Salve Rociera de Dos Hermanas



¡Dios Te salve!
Pastora, Rocío y Madre,
Madre de misericordia,
¡Dios Te salve!


A Ti, llamamos Tus hijos,
en este penoso valle,
con mucho amor Te llamamos,
¡Dios Te salve!

No apartes de mí esos ojos,
que sin descanso me miran,
ojos que guían al mundo,
ojos que nos dan la vida.
Cuando esta vida acabe,
llévame hasta mi Pastor,
que si eres Tú quien me lleva,
que si eres Tú quien me lleva,
yo moriré sin temor.

¡Oh Clemente, oh Piadosa!
¡Oh dulce Pastora mía!
Ven siempre en mi compañía,
¡Oh, María!


Ruega por Tus rocieros
y alcánzanos las promesas
de vernos juntos en el cielo,
cuando dejemos la tierra.
¡Dios Te salve! ¡Dios Te salve!

No hay comentarios:

Publicar un comentario