Buscar

Una roca inmóvil



Una roca inmóvil en su soledad,
una flor o el pájaro feliz que ves,
no podrán vivir, no podrán gozar,
esta vida singular que Dios nos da.

ESTRIBILLO:
¡Oh! Yo quiero que esa luz,
que un día en mí prendió,
jamás se esconda,
ni se apague su fulgor.

¡Oh! Yo quiero que mi amor,
ayude a los demás al caminar,
por este valle de dolor.
En mi alma henchida de divinidad,
palpitando el mismo palpitar de Dios,
hay un resplandor, hay un cielo azul,
hay un hondo respirar de eternidad.

ESTRIBILLO.

Cuando soy un sol,
que va estallando en luz,
y mi cuerpo es templo donde habita Dios,
todo el cielo está en mi corazón,
empapándome de vida y de calor.

ESTRIBILLO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario