Buscar

Hija del pueblo, María



Hija del pueblo, María,
de un pueblo de vino y pan,
eres morena y hermosa,
como el sol brilla tu faz.
Dios, al pasar por tu lado,
toda la gracia te dio.

Hija del pueblo, María,
Madre del hermoso Amor.


Tiempo era de primavera,
tiempo feliz para amar.
Los ríos del paraíso
vieron tu blanco mirar.
Dios te vistió de oro y plata,
Reina de la creación.

Hija del pueblo, María,
Madre del hermoso Amor.


Te ha dado la flor del trigo
y el fruto del olivar.
De la tierra prometida,
leche y miel te saciará.
Ha colocado su sello
dentro de tu corazón.
Hija del pueblo, María,
Madre del hermoso Amor.


Eres jardín reservado
junto a la Casa del Pan,
fuente que mana abundante
el agua de la eternidad.
Brote del tronco bendito
del que la Vida nació.

Hija del pueblo, María,
Madre del hermoso Amor.


Lámpara siempre encendida,
amas y esperas a Dios,
y Él siembra en ti la semilla
que nos dará al Salvador.
Salve, oh llena de gracia,
Salve, oh Madre de Dios.

Hija del pueblo, María,
Madre del hermoso Amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario